SAN FERMÍN

Misas domingos y festivos: 10:00, 12:00 (misa mayor), 20:00

Lunes a viernes: 11:00, 20:00

Sábados:  11:00, 19:00 (víspera)

SANTOS MÁRTIRES DE UGANDA

Misas domingos y festivos: 11:00

Misas lunes y jueves: 18:30

CONFESIONES (en San Fermín)

Siempre que se solicite
30 min. antes de las misas
Miércoles: 10:30 a 13:30 y 16:00 a 20:30

31 de marzo: El hombre sin rostro

31 de marzo: El hombre sin rostro

 Sobre la confianza, la justicia, la verdad y la verdadera vocación del educador.

Chuck tiene el sueño el entrar en una academia militar, pero sus malas notas actuales no se lo permiten. Para mejorarlas, dado que en su fragmentada familia (cada hijo tiene un padre diferente) no encuentra el apoyo que necesita, buscará la ayuda de Justin McLeod, un hombre solitario que, según se dice, fue profesor.

Título original: The Man Without a Face

Dirección: Mel Gison

Guion: Malcolm MacRury (Novela: Isabelle Holland)

 Música: James Horner

Fotografía: Donald McAlpine

Reparto: Mel Gibson, Nick Stahl, Margaret Whitton, Fay Masterson, Gaby Hoffmann, Richard Masur, Geoffrey Lewis

País: Estados Unidos

Año: 1993

Duración: 114 min.

Septiembre 2022
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

ÚLTIMOS EVENTOS

Sin eventos

EVANGELIO DEL DIA

SANTO DEL DÍA

  • Beato Pablo Vi
    Beato Pablo VI
  • San Cosme y San Damián, Mártires
    Estos dos santos han sido, junto con San Lucas, los patronos de los médicos católicos. En oriente los llaman "los no cobradores", porque ejercían la medicina sin cobrar nada a los pacientes pobres. Lo único que les pedían era que les permitieran hablarles por unos minutos acerca de Jesucristo y de su Evangelio. Lisias, el gobernador de Cilicia, se disgustó mucho porque estos dos hermanos propagaban efectivamente el cristianismo. Trató inútilmente de que dejaran de predicar, y como no lo consiguió, mandó echarlos al mar. Pero una ola gigantesca los sacó sanos y salvos a la orilla. Entonces los mandó quemar vivos, pero las llamas no los tocaron, y en cambio quemaron a los verdugos paganos que los querían atormentar. Entonces el mandatario pagano mandó que les cortaran la cabeza. Finalmente, derramaron su sangre por proclamar el amor al Divino Salvador. Junto a la tumba de los dos hermanos gemelos, empezaron a obrarse milagrosas curaciones. El emperador Justiniano de Constantinopla, padeciendo de una grave enfermedad, se encomendó a estos dos santos mártires y fue curado inexplicablemente.

K2 User

Ir arriba
Template by JoomlaShine